¿Cuál es la mejor residencia canina?

Estándar

La mejor residencia canina es la que hace sentir a tu perro felicidad y bienestar. No es necesario grandes lujos o riquezas excesivas sino tener justo lo necesario. Buena comida, espacio para correr, olisquear, relacionarse y, por supuesto, buenos profesionales que sepan cubrir las necesidades básicas que todos los perros tienen. Es importantísimo entender sus demandas y saber llevarlos con firmeza cuando es necesario.

Pero no todas las personas tienen el mismo don para los animales y el mismo feeling con los cánidos. Es importante, además, que los profesionales que van a cuidar de nuestro amigo durante unos días o semanas tengan nuestra plena confianza. Así, podremos descansar o hacer las tareas pendientes sin preocupaciones.

Existen diferentes motivos por los que puedes necesitar dejar a tu mascota durante unos días en un hotel para perros. Época de vacaciones, viajes programados de trabajo, situaciones imprevistas que pueden aparecer y que hacen que no puedas dedicarle el tiempo que necesita. Algunas de ellas pueden surgir en cualquier momento y es por esto que es muy importante conocer cómo puedes elegir una residencia canina si todavía no la tienes.

Como decíamos, la tranquilidad que tienes cuando sabes que tu fiel amigo está en buenas manos es algo impagable. Te olvidas de pedir favores a familiares y amigos. Muchas veces se quedan al cuidado de la mascota por compromisos, haces que cambien sus hábitos. Tanto las personas como los animales. Pasan nervios y, en ocasiones, sufren gastroenteritis y tristeza. Al contratar una residencia canina te aseguras de que todas estas situaciones no sucedan. Tienes tranquilidad porque conoces el pienso de las comidas. Te aseguras que se cumplen los horarios para sus necesidades. Las horas de comida por la mañana y noche se mantienen en el tiempo. También que pueden hacer sus necesidades sin complicaciones y, lo más importante, ganas tranquilidad porque sabes con certeza que está en buenas manos.

Así que estos son algunos de los motivos para elegir entre algunas de las mejores residencias caninas hoy en día. A continuación, describimos lo más importante cuando contratas la estancia para un perro.

Características de la residencia canina

  • Habitación individual.
  • Espacio compartido donde correr y distraerse.
  • Habitaciones cubiertas y protegidas de las inclemencias del tiempo.
  • Paseos de socialización por el campo.
  • Juegos y actividades para quemar energía.
  • Juguetes, pelotas, kong.
  • Peluquería.

residencia caninaLo principal es saber con quién lo dejas. La persona que se hace cargo de un perro tiene que tener buena mano, saber lo que hace y sentir pasión por los animales. Además tiene que transmitir simpatía, convivir con cánidos y haber realizado algún curso de adiestramiento canino como estudios de peluquería para perros. Estas formaciones aunque en muchas ocasiones no se tienen en cuenta son fundamentales para asegurar que las personas que trabajan en la residencia canina han adquirido los conocimientos de buenos profesionales. Asimismo te aseguras que no tienen vicios adquiridos por las costumbres de sus propios perros y que saben, en general, de la psicología de los cánidos y de las necesidades de higiene y desparasitación.

Algunos perros los períodos de separación los viven como algo traumático. Los días alejados de ti le causa desasosiego y es muy importante que el entorno donde reside temporalmente sea de calidad.

La persona que se hace cargo de un perro durante unos días debe transmitir energía positiva. Las actividades de juego, socialización con otros perros y paseos por el campo son muy importantes para proporcionar las mejores condiciones físicas y psíquicas. Las actividades provechosas hacen que el estado de ánimo de un perro pueda pasar de apático a feliz al instante.

Además de estos aspectos esenciales para la buena salud del perro puede ser interesante que la residencia canina quede cerca del lugar donde estás. Así, si tienes un rato libre puedes escaparte y disfrutar mutuamente de vuestra compañía. Si por ejemplo, no puedes hacerte cargo durante 15 días o un mes, no pasarás todo ese tiempo sin verlo.

Otra cuestión importante son los paseos de socialización. En muchos centros hacen salidas habituales para que puedan correr igual que los paseos diarios contigo. Esto es bueno porque psicológicamente el perro se relaja y pasa mejor la estancia. Además, si tienen servicios de aseo y limpieza para mascotas puedes recogerlo totalmente limpio y brillante. La peluquería canina lava al perro por completo para que puedas recogerlo totalmente desparasitado, con las uñas repasadas y con un aspecto cuidado. Así, tu reencuentro con él será mucho mejor.

Si estás pensado contratar una residencia canina o buscas un hotel para perros, te animamos a que sigas algunos de estos consejos.

Escribe un comentario

  Acepto la política de privacidad